Cuando hablamos de rediseñar, cambiar o evolucionar un sitio web existen dudas que nos paralizan frente a este proyecto. En mi experiencia, muchas personas son lentas en tomar la decisión de rediseñar su sitio porque su primera experiencia fue tormentosa (por muchísimas razones); otros desean exprimir la primera inversión hasta el último centavo y por el mayor tiempo posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies