[amp-optin id=15106]

Cómo hacer ventas por Internet: estrategia digital para crecer tu negocio

El comercio electrónico ha crecido exponencialmente en los últimos años, provocando que cientos de empresas de diversos giros ingresen al comercio en línea. Según estudios de mercado, México es el segundo país en toda Latinoamérica con más ventas online. Es por esta razón que los emprendedores en particular necesitan saber cómo hacer ventas por Internet para impulsar sus negocios.

En este artículo te explicamos a detalle qué es el comercio en línea y cómo hacer ventas por Internet.

¿Qué es un negocio virtual?

Vender por Internet no es nuevo. Desde los inicios de la red, muchos usuarios comenzaron a tomar ventaja de la red y su capacidad para extender puentes alrededor del mundo. Sin embargo, con el paso del tiempo, el comercio electrónico se ha vuelto cada vez más sofisticado. Hoy es posible montar una tienda online o utilizar una plataforma de terceros para comercializar servicios, productos y hasta planes de consultoría.

Una tienda online es tal y como sería una tienda física, solo que toda la estrategia de compra venta se realiza en Internet. Lo único de la operación que permanece en lo físico es el envío de mercancía.

Tener que vender, sin embargo, no es suficiente. Google y sus múltiples algoritmos han evolucionado para ofrecer una mejor calidad a los usuarios en línea. El objetivo principal de este buscador es colocar a la cabeza de los resultados al ofertante con mejor autoridad en su nicho. Desde información relevante y certera hasta productos que sean realmente útiles para solucionar pain points en demanda.

La forma entonces para efectivamente montar un negocio en línea es implementando una estrategia de marketing digital. Y si bien el término podrá parecer complejo, en realidad es asequible a cualquier emprendedor y dueño de PYME.

Una estrategia práctica

El marketing digital nos brinda muchas respuestas a la pregunta de cómo hacer ventas por Internet. Esta técnica nos ofrece varios recursos prácticos para hacer un negocio de compra y venta por Internet. Además de que existen muchas herramientas gratuitas, implementar una estrategia funcional en tan solo algunos pasos es sencillo. La siguiente es una guía básica para arrancar de lleno y comenzar a hacer ventas por Internet. Se recomienda ir afinando detalles al vuelo.

1. Establece el nicho

Este primer paso es vital. Vender por Internet no solo se trata de tener presencia en Facebook o una página web. Los nichos comerciales en Internet funcionan como los de las tiendas físicas, es importante definir qué es lo que vendes y en qué sector compete. Si buscas lanzar un negocio desde cero, la mejor forma de empezar es analizando tendencias de búsquedas en línea.

Para consultar las tendencias en la red, Google Trends es un buen lugar para empezar. De la misma forma, puedes hacer un breve estudio de mercado para detectar los factores que influyen en el nicho comercial de tu interés.

2. Presupuesta el arranque

Sí, un negocio en línea es infinitamente más barato que uno físico, pero se debe gestionar con la misma seriedad. Si lo que vas a comercializar son productos físicos, determina bien quiénes serán tus proveedores, incluyendo logística de envíos. Los inventarios en línea siempre deben coincidir con tus inventarios físicos.

Determina si montarás una tienda en línea o usarás una plataforma de terceros. Obtén más detalles sobre este paso en el punto 4.

Ten con antelación contenidos relevantes sobre tus productos y servicios. Los contenidos no solo darán información a tus clientes potenciales, sino que además te darán visibilidad en Google. Muchos emprendedores deciden generar sus propios textos e infografías, pero también es posible subcontratar redactores SEO profesionales.

Considera un presupuesto exclusivo para publicidad de pago, tanto en Adwords como en redes sociales. La red es enorme, y por más que tus productos sean originales y solucionen un problema específico en demanda, la realidad es que pueden ser invisibles entre millones de competidores. Presupuestar campañas discretas de SEM y SEO para arrancar es siempre una buena práctica.

3. Difusión

Como se mencionó línea arriba, la red es un mar gigantesco. Para darte a conocer y destacar en Internet, es imprescindible que utilices canales de difusión. Es cierto que las redes sociales son ideales para promocionarte, pero es importante elegir la correcta para tu nicho.

Por ejemplo, si tu negocio en línea comercializa servicios de consultoría, la red social más adecuada para publicitar sería LinkedIn. Pero si por el contrario, vendes artículos de moda, posiblemente Instagram sea la red más acorde a tus intereses por su alto contenido visual. En caso de que tu empresa pertenezca a un giro de reparaciones, YouTube podría ser una buena opción para hacer demostraciones de servicios.

Los beneficios de las redes sociales para los negocios en línea ya se han comprobado varias veces, sin embargo, hay que saber determinar qué red es la correcta.

4. Selecciona tu plataforma de ventas

Siempre es recomendable contar con una página o tienda en línea propia, sin embargo, muchos proyectos pueden arrancar de inmediato con otras plataformas. Las plataformas tienen la ventaja de que ya cuentan con algunos servicios que son básicos para las transacciones en línea.

Por ejemplo, plataformas como Amazon y Mercado Libre ya cuentan con un proceso de pagos en línea funcional y con cierta garantía de seguridad. Además cuentan con secciones de preguntas y respuestas para dar más información a los interesados.

Utilizar una plataforma de terceros puede ser la forma ideal de arrancar, sin embargo, siempre conviene desarrollar una tienda online propia. Para esto siempre es recomendable contar con un buen programador o proveedor de páginas.

5. Llama la atención de Google

Lanzas tu tienda online, pero… nadie la ve. Este no es un panorama aislado y de hecho muchos dueños de negocio y emprendedores se encuentran con esto al arrancar sus proyectos. Para Google, la relevancia es todo y si tu sitio Web no ofrece algo que efectivamente sea de utilidad para sus usuarios, entonces no aparecerá en los primeros lugares.

Más del 70 % de los clics se los llevan los resultados orgánicos, por lo tanto, es importante tener en cuenta la importancia del SEO. La optimización de motores de búsqueda es vital para establecer presencia en línea. Y si bien el SEO puede tener algunos grados de complejidad, hay recomendaciones básicas que se pueden implementar para comenzar a posicionarse en el buscador:

Determina palabras clave para tus contenidos

Los usuarios en Internet hacen búsquedas todo el tiempo y necesitamos conocer qué palabras utilizan para esto. Haz un breve análisis con Google Adwords para conocer qué palabras utilizan los usuarios cuando buscan tus productos y servicios. Adwords te dará el volumen aproximado de búsquedas mensuales, así que elige palabras de volumen amplio y agregalas de forma natural a los contenidos de tu sitio.

Si utilizas una plataforma de terceros, agrega descripciones del producto que contengan estas palabras clave

Genera contenidos de valor

Esto es clave para una estrategia de marketing digital inbound. En lugar de bombardear a tus posibles clientes con publicidad, ofrecer contenidos útiles como artículos de interés, infografías y tutoriales. Esta estrategia atrae a clientes potenciales e incluso comienza a nutrir la generación de fidelidad a tu marca. Asegúrate de que tus contenidos sean 100% originales.

Asegura aspectos técnicos

Hoy la velocidad es fundamental en la red. Asegúrate de que tu página web cargue con rapidez y despliegue de forma correcta todos sus contenidos. Los usuarios en Internet no son pacientes y quieren respuesta inmediata. Tu página Web debe estar alojada en un servidor funcional y con buen espacio.

Asegura que tu página sea responsive

Hoy casi 4 millones de usuarios consultan la red mediante sus teléfonos celulares o smartphones. Asegúrate de que tu página pueda verse de forma correcta en estos dispositivos.

Tracking, tracking, tracking

Esta es la recomendación de oro en el marketing digital. Las métricas son vitales porque nos dejan ver tanto ganancias como áreas de ventaja. Analiza la data que te arrojan herramientas como Google Analytics e incluso Search Console.

Estudiando estas métricas puedes ver claramente cuáles de tus productos o servicios responden mejor a la demanda de tus consumidores. De la misma forma, observando métricas como la tasa de rebote y páginas de salida, podrás detectar áreas de oportunidad importantes para tus operaciones mensuales.

Establece KPI y a partir de estos podrás implementar tareas de optimización en tiempo y forma, además de que te ayudarán a determinar temporalidades de altas y bajas en ventas.

Si aún tienes dudas sobre cómo hacer ventas por Internet, envíanos un mensaje en este enlace, para brindarte más respuestas. ¡Estamos ansiosos por ayudarte!

Comentarios
Espacios De México: